Ciencias del comportamiento aplicado al diseño gráfico de sitios web y publicidad.

  1. Las personas prefieren formas curvas.
    A la hora de crear un logotipo, incorpora algún tipo de curva al diseño.
  2. Al diseñar para una pantalla de móvil, deberás atender más a los detalles, puesto que la visión central acapara toda la información; mientras que en una pantalla grande el diseño debe ser más simple, puesto que el ojo escanea la información y gran parte de esta se queda en la vista periférica.
  3. Si quieres que alguien realice una acción en una página concreta, coloca a una persona con algún tipo de emoción en su expresión (preferiblemente positiva).
  4. Al diseñar una infografía, si el público es mayoritariamente masculino, utiliza menos colores y, si el público es femenino, reduce la complejidad visual y utiliza menos texto.
  5. Recogida de testimonios: La memoria es volátil (tanto la del cliente como la tuya), por lo que mejor que preguntar a posteriori, hazlo durante el uso del producto o graba sus sensaciones si es posible.
  6. Retención y memoria visual: Decide cuáles son las tareas más frecuentes e importantes que los usuarios van a realizar con tu producto. Después, basa en dichas acciones los iconos, botones, nombres, categorías y ubicaciones.
    Además, si hay estándares de la industria para botones, enlaces, nombres o iconos, úsalos. Será algo menos que tu público tendrá que codificar.
  7. La confianza impulsa las decisiones: Si todos los datos necesarios se han acumulado rápidamente, la red cerebral pensará que: a) la decisión no debe ser tan complicada y b) hay evidencia suficiente de certeza. Por lo tanto:
    -Puedes estimular la activación de la toma de decisiones si organizas la información en pequeños fragmentos.
    -Incluye datos visuales de la evidencia según se acumule: Enumera las páginas, pantallas o datos que se han acumulado. De esta forma, se crea la sensación de que se han acumulado los datos muy rápidamente.
    -Diseña el funnel de manera que el usuario tenga que realizar pequeñas acciones físicas; ya que cuanto más rápido consigas que reaccionen físicamente, más fácil será activar la decisión final.